domingo, 17 de septiembre de 2017

Magical Mystery Tour

Título Original: Magical Mystery Tour
Autor: Angela Pinaud
Género: Novela
Temática: Thriller, Fantástica
Idioma Original: Español
Año Publicación: 2016

"Habían pasado casi diez años. La distancia y el tiempo consiguieron acallar el dolor y la furia que sentía en mi interior, pero nada podía quitarme de la cabeza la sensación de que mi padre había muerto para servir un fin mayor.

Tenía razón. Mi vida estaba a punto de girar para desvelarme aquello que él había estado ocultando. Su secreto."


MI LECTURA:

El pasado, nuestros orígenes, nos dejan una huella que llevamos siempre con nosotros. A veces, esa experiencia se ve turbia en la memoria, pero está ahí y sale de forma imprevista e ininteligible. La razón puede ser un hecho traumático o una etapa de la vida en la que no éramos conscientes de lo que significaban los acontecimientos que nos rodeaban. Esto es lo que le pasa a Julia, una joven abogada que descubre en un escenario macabro el cadáver de su padre cuando era solo una adolescente.  El problema es que aunque su abuela se la llevará lejos de su pueblo natal donde todo ocurrió, ahora años después imágenes terroríficas se le manifiestan y quieren algo de ella incomprensible que deberá descubrir. Todo ello ligado a una canción de The Beatles de la que os dejo el enlace por si os queréis ir ambientando, Magical Mystery Tour.

Tras esta enigmática historia se esconde un mundo oculto que se nos va desvelando poco a poco a través de los ojos de Julia. La autora ha conseguido mantener el dinamismo y el misterio durante toda la narración, cosa que para ser su primera novela es admirable. Es muy difícil mantener en vilo al lector y con la curiosidad del qué pasará sin que decaiga la acción en ningún momento. La novela tiene un marcado ritmo de thriller. 

Por lo que se refiere al desarrollo de la historia, en ningún momento hay incongruencias o cosas que dentro de la narración fantástica de sectas y profecías se contradigan, por lo que la historia medio de terror y medio de fantasía, llega a ser creíble dentro del mundo oculto que nos describe la autora. 

He de decir que he pasado miedo en algunos momentos de la novela, sobre todo al principio. Vaya, que he compartido el terror de Julia durante sus visiones. Pero para saber más al respecto, tendréis que leer la novela.

La historia la podríamos situar en cualquier parte del mundo y época. Aunque la escritora nos da pinceladas sobre el lugar y la época donde se desarrolla, las descripciones me han llevado siempre a un pueblo y a una granja de las películas estadounidenses. Sí, sé que la narración transcurría en España, pero mi visualización era la de un escenario extranjero. Y esto no es malo para la novela puesto que crea una atmósfera que todos los que somos o hemos sido asiduos a las películas de terror y fantásticas tenemos en el imaginario, así que no es un aspecto que desmejore el libro. 

A pesar de todos estos puntos que me han gustado, hay algo que encuentro le falta a la novela y es más riesgo. Me explico. Creo que Angela Pinaud, la autora, tiene ingredientes suficientes para crear historias que nos dejen aturdidos, desconcertados, esas historias fantásticas y de terror que siempre nos enganchan al libro y luego nos dejan su huella inquietante. Pero también creo que ha ido a lo seguro, no ha arriesgado. Ha ido a buscar una historia de sectas con un toque místico que ha sido ya muy explotado. Aún así, hemos de recordar que es su primera novela y por ello, creo que lo mejor está por venir porque Magical Mystery Tour tiene originalidad e imaginación. Yo como humilde lectora, la animo a que siga escribiendo porque ese toque de fantasía y terror, con ritmo de thriller a la inspiración de Stephen King nos falta en España y ella podría iniciar un camino interesante dentro de nuestra literatura. ¡Adelante Angela! Y gracias por el ejemplar y por esos momentos de intriga que me has hecho vivir.

Si queréis saber más de la autora, os dejo más información de Angela Pinaud al final de esta entrada.

En resumen, ¿POR QUÉ DESPERTAR ESTE LIBRO?

Magical Mystery Tour es una novela que podría interesar a todos los amantes de las novelas de terror y fantásticas. Además, tiene un toque místico y de aventuras. Si te gustan esas historias de sectas, de fantasmas y de seres fantásticos, esta novela te mantendrá enganchado de principio a fin, ya que no contiene ninguna parte tediosa y continuamente te va desvelando cosas que te crearan curiosidad. Eso sí, no es un libro para los amantes de historias reales, esta novela hay que leerla con la mente abierta y sin miedo a descubrir otra realidad paralela a la nuestra.

Más sobre la autora:
Fuente de la imagen y de la lectura:
Pinaud, Angela (2016). Magical Mystery Tour. Córdoba: Editorial Berenice.
 

miércoles, 23 de agosto de 2017

Arsène Lupin, Gentleman-Cambrioleur

Título Original: Arsène Lupin, Gentleman-Cambrioleur
Autor: Maurice Leblanc
Género: Novela
Temática: Policíaca
Idioma Original: Francés
Año Publicación: 1907



"Tout cela avait un air de prodige, et dénonçait bien la manière humoristique d'Arsène Lupin, cambrioleur, soit, mais dilettante aussi. Il travaillait par goût et par vocation, certes, mais par amusement aussi. Il donnait l'impression du monsieur qui se divertit à la pièce qu'il fait jouer, et qui, dans la coulisse, rit à gorge déployée de ses traits d'esprit et des situacions qu'il imagina."



MI LECTURA:

Arsène Lupin no es un ladrón cualquiera. Culto, inteligente, caballeroso, amante del arte y de las joyas, se mezcla entre las damas y los caballeros de la alta sociedad como pez en el agua.

Su identidad es un misterio. El narrador admirado por el popular personaje descubre asombrado una de sus identidades, hecho que nos desvela como si de un íntimo secreto se tratara. A patir de entonces, el lector y el narrador serán los únicos que creen conocer quién se esconde detrás de Arsène Lupin. Pero, Lupin a lo largo de sus aventuras literarias cambia de identidad con tal facilidad que nadie puede asegurar quién es en realidad.

La popularidad del personaje es tan notable que entre Leblanc y los creadores de secuelas posteriores de Lupin, se ha creado una biografía ficticia que ha hecho correr ríos y ríos de tinta. Por lo que su aura y su misterio siguen hoy día intactos. Numerosas películas, cómics, obras de teatro, y más, le han dado vida.

Lupin destaca por ser un ladrón cuyo móvil principal es la diversión. Contra más valioso sea el objeto a robar y más difícil su hurto, más le interesa a Arsène Lupin. Detrás de este afán del protagonista que nos describe el autor, está el retrato y la crítica a una sociedad que se caracteriza por unos valores materiales vinculados al ansia de mantener las apariencias. Arsène Lupin nos ridiculiza la incultura de estos ricos que muchas veces creen poseer obras valiosas y únicas, siendo incapaces de detectar que lo que tienen es una mala copia del original. Un ejemplo de esta crítica humorística es el segundo relato de este recopilatorio titulado Arsène Lupin en prison

En otras ocasiones, Leblanc deja en evidencia a las víctimas de Lupin, evitando que el lector sienta empatía por ellos y desviando ésta hacia el ladrón de guante blanco que ha sido capaz de hacer justicia social. Algunos lo han comparado con una especie de Robin Hood, pero personalmente creo que no tiene nada que ver. No en todos los relatos, la víctima destaca por esconder un lado oculto e incorrecto.

En estos relatos, no solo encontramos humor social. Maurice Leblanc se ríe amistosamente de la sobriedad de las investigaciones y de la seria atmósfera de las aventuras de Sherlock Holmes y convierte a Arsène Lupin en una especie de mago del robo cuyo reto personal es utilizar la lógica y la evidencia en su favor para demostrar su inteligencia y resaltar la torpeza del prójimo. Eso sí, con suma delicadeza y elegancia, cosa que lo equipara al saber hacer de Holmes. Los dos son unos gentleman. Y los dos fueron coetáneos.

Mientras Arthur Conan Doyle escribía con un gran éxito en Inglaterra las investigaciones detectivescas de Sherlock Holmes, en Francia Maurice Leblanc hacía lo mismo y con mucha popularidad con Arsène Lupin.

De hecho en este recopilatorio, nos encontramos con el relato titulado Herlock Sholmès arrive trop tard en el que los dos personajes se encuentran cara a cara. Como podéis ver Leblanc no escribe correctamente el nombre del detective inglés. Y es que, por lo que he leído en la wikipedia, Conan Doyle demandó a Leblanc y éste se vio obligado a modificar el nombre del detective para la publicación de este recopilatorio.

Aunque en el relato, Herlock Sholmès no sale muy bien parado por una broma final de Lupin, hay que destacar que se desprende en la narración cierta admiración del escritor hacia este personaje inglés. Según mi percepción, no hay ningún tipo de ridiculización hacia el gentleman inglés. Si bien es verdad que Leblanc, quiere dar ese toque suyo y romper la solemnidad del encuentro con un juego de lógica y de inteligencia, una especie de guiño a Conan Doyle y al lector con el que diría algo así, a modo infantil, mi personaje es ladrón y más listo que el tuyo.

He leído algo más en Internet sobre la relación Conan Doyle y Leblanc. Y he encontrado una web muy interesante sobre el escritor inglés, The Arthur Conan Doyle Encyclopedia, donde he podido leer un artículo que le dedicó el escritor francés al padre de Sherlock Holmes tras la muerte del británico. El artículo fue publicado en la revista francesa Les Annales Politiques et Littéraires el 1 de agosto de 1930. Os dejo el link por si tenéis curiosidad, su título es A propos de Conan Doyle.

En este recopilatorio titulado Arsène Lupin, Gentleman-Cambrioleur, encontramos los siguientes relatos: L'Arrestation d'Arsène Lupin, Arsène Lupin en prison, L'Évasion d'Arsène Lupin, Le Mystérieux Voyageur, Le Collier de la reine, Le Coffre-fort de madame Imbert, Sherlock Holmès arrive trop tard, La Perle noire y Le Sept de cœur.

El primer relato L'Arrestation d'Arsène Lupin fue publicado en la revista enciclopédica ilustrada  Je sais tout el 5 de julio de 1905, día en el que nació la leyenda del ladrón y caballero Arsène Lupin y que dio paso a todas las demás aventuras de este personaje.

En resumen, ¿POR QUÉ DESPERTAR ESTE LIBRO?

Por su personaje y por sus historias policíacas breves y frescas con ese toque de humor de Leblanc. Si no os gustan los relatos, el escritor también creo novelas cuyo protagonista es también Arsène Lupin. En español lo encontraréis como Arsenio Lupin. De hecho Maurice Leblanc tiene muchísimas novelas policíacas. Las que tienen como protagonista al ladronzuelo tienen ese punto humorístico que os comentaba, pero hay otras que son misteriosas e intrigantes como La isla de los treinta ataúdes.

Maurice Leblanc inspiró a muchos escritores de historias policíacas posteriores abriendo camino dentro de la literatura francesa a uno de los géneros que aún hoy día es de los más populares en Francia.

Más sobre el autor:
Wikipedia en español: Maurice Leblanc
Wikipedia en francés: Maurice Leblanc
Wikipedia Biografía Ficticia Arsène Lupin  

Fuente de la imagen y de la lectura:
Leblanc, Maurice. Arsène Lupin, Gentleman-Cambrioleur. [Libro en línea] Project Gutenberg para Feedbooks

jueves, 20 de abril de 2017

Escenas de la vida parroquial

Título Original: Scenes of Clerical Life
Autor: George Eliot
Género: Novela
Temática: Drama, realista.
Idioma Original: Inglés
Año Publicación: 1858

"¡Pobres corazones femeninos! Dios me libre de reírme de vosotros, y de hacer bromas de mal gusto sobre vuestra vulnerabilidad ante el sexo clerical, como si no hubiera nada más profundo o hermoso en ella que la vulgaridad de buscar un marido. Incluso en estos tiempos ilustrados, a más de un hombre del clero que, considerado en abstracto, no es más que un elegante animal de dos manos con un corbatín blanco, con ideas más o menos anglicanas, y aficionado en secreto a la flauta, lo adora una jovencita con unos hermanos rudos y groseros, o una mujer solitaria que quiere dedicarse en su compañía a las buenas obras, solo porque les parece un modelo de refinamiento y de utilidad pública. Qué tiene de extraño, entonces, que en la sociedad de Milby, tal como he contado que era hace muchísimos años, un ferviente clérigo evangélico, de treinta y tres años, desatara las pequeñas agitaciones que pertenecen a la necesidad divina de amar, tan arraigada en las señoritas Linnet, con sus siete u ocho lustros y sus rizos pasados de moda, como en la señorita Eliza Pratt, con su esplendorosa juventud y sus grandes tirabuzones."

MI LECTURA:

En 1856 y a sus 37 años, Marian Evans siente el gusanillo de escribir ficción. Había escrito numerosos artículos para The Westminister Review, entre el que se encontraba su ensayo Las novelas tontas de ciertas damas novelistas publicado en 1856. Tenía muy claro sobre lo que quería escribir, pero le faltaba un pequeño empujoncito que relegará su inseguridad a un cajón.

Fue durante una breve estancia en Alemania junto a su pareja George Henry Lewes, filósofo y crítico literario, cuando Marian decidió compartir con éste un borrador de la historia del reverendo Amos Barton. Tras leérsela a Lewes, éste la animó a desarrollar la narración. Y aún sus miedos sobre su capacidad para generar acción dramática, a su regreso a Inglaterra, Marian se puso a ello y escribió su primera historia de ficción El triste destino del reverendo Amos Barton.

Gracias a la representación de Lewes y a la calidad del relato, la narración se publica por entregas en el Blackwood's Edimburgh Magazine en 1856. Le seguirán dos relatos más La historia de amor del señor Gilfil (1857) y El arrepentimiento de Janet (1857). Todos ellos publicados de forma anónima.

Son estos tres relatos los que aglutina el sello Blackwood & Sons en dos volúmenes impresos en 1858 bajo el título Escenas de la vida parroquial. Y en esta ocasión, sí se publicarán firmados, pero bajo el seudónimo de George Eliot.

Ilustración Hugh Thomson
Fuente: Archive.org
Las tres historias se desarrollan en la Inglaterra de provincias donde el mundo clerical  marca el calendario y la vida social de sus feligreses. Y es que la vida de la Inglaterra del siglo XIX gira entorno a esas misas de domingo en la iglesia donde el pueblo se reune, no únicamente para recibir adoctrinamiento religioso, sino también para relacionarse con sus vecinos. Las actividades sociales giran entorno a este centro eclesiástico que solidariza y sociabiliza a sus fieles.

Inglaterra está en un momento de cambios y entre ellos aparecen nuevas corrientes religiosas. Si bien la iglesia anglicana es la corriente oficial, es también la iglesia que representa y defiende los intereses de la alta clase social. La Revolución Industrial, las teorías evolucionistas de Darwin, todo contribuye a la secularización de algunos aspectos religiosos que no son cercanos a la gran clase trabajadora. Es en este espacio donde se desarrollan las iglesias que se aglutinan bajo el título de la Disidencia. Y es todo este caldo de cultivo el que hace muy interesante esta cambiante sociedad inglesa.

Y quién mejor para mostrarnos esta comunidad que gira alrededor de la iglesia que Marian Evans, una joven que conoce muy bien las diferentes doctrinas religiosas que se baten por ganar su espacio dentro de la sociedad. Pero sus relatos no nos traen únicamente la vida clerical, sino la vida de provincias, de sus gentes y de sus problemas sociales y económicos.

Pero volvamos un momento al aspecto eclesiástico. En Escenas de la vida parroquial nos encontramos tres relatos con tres curas muy diferentes. Amos Barton es un párroco incapaz de transmitir su mensaje religioso. Vive en un mundo de ideas y es incapaz de ver la realidad que le rodea. Es por ello, que no es muy querido por sus feligreses. Pero sus vecinos lo aceptan y lo soportan, gracias a la bondad que emana su mujer Milly.

Por otro lado, encontramos a Gilfil un reverendo querido y con una gran oratoria, pero en su historia cobra más protagonismo su amada Caterina que él mismo. Y por último, tenemos al reverendo Tryan un reverendo evangelista. El único cuya empatía es capaz de tocar los corazones de sus feligreses y ayudarlos con el consuelo de sus palabras. Pero al igual que ocurre con las otras dos historias, en ésta es Jane la verdadera protagonista.

Milly y la condesa Czerlaski - Ilustración Hugh Thomson
Fuente: Archive.org
Así que como podéis observar, en el fondo estamos ante historias de reverendos cuyas protagonistas indiscutibles son sus personajes femeninos.

En El triste destino del reverendo Amos Barton, Milly es una mujer honrada y trabajadora que pese a la pobreza y escasez en la que vive junto a su marido, Amos Barton, nunca se queja y siempre tiene palabras amables para todos. A su lado, Eliot sitúa a la condesa Czerlaski una mujer frívola y egoísta que carece de riquezas y que no para de quejarse de su destino. La esritora hace de ella una caricatura, ridiculizando la nobleza de estatus y ensalzando la nobleza de espíritu de Milly.

En La historia de amor del señor Gilfil hay que destacar la gran capacidad de George Eliot para reflejar el desaliento y el dolor por el amor no correspondido, pero no el del señor Gilfil, sino el de Caterina. Una joven italiana que al quedarse huérfana es acogida por un baronet y su mujer. Este relato se centra en sus sentimientos y como afectan estos a sus actos.

Eliot vuelve a criticar en este relato a la clase noble, ya que aún criando a Tina como una hija, los barones nunca la adoptan legalmente para reconocerla y darle los mismos privilegios que si hubiera sido hija biológica. Además, la baronesa nunca le muestra un gesto de cariño. Quizás ésta es la historia que más me ha sorprendido y gustado de las tres, por la sensibilidad narrativa con la que transmite Eliot algo tan complejo como la desesperanza y el amor imposible, o no depende como se mire.

En el último relato, la protagonista es Jane. Una mujer maltratada por su marido que cae en la bebida para hacer más llevadera su triste vida. A pesar de su desgracia, su corazón es noble y está siempre dispuesta a ayudar a los demás. Su arrepentimiento no se refiere a la elección libre de su marido, que pese a lo acostumbrado en la época no fue un matrimonio pactado, simplemente tuvo la mala suerte de elegir mal. Su arrepentimiento, su vergüenza lo que la atormenta moralmente es su alcoholismo.

Luego hay otros personajes que forman el grupo, la sociedad, los chismorreos, los juicios de valor marcados por la especulación, el perdón, la condena y otros muchos aspectos que forman la atmósfera de la comunidad a la que pertenecen los protagonistas. Esta colectividad podría tratarse como un protagonista en sí mismo, pero no sería justo definirla así. Eliot da a todos sus personajes características que diferencian sus individualidades y los hace únicos los unos de los otros, incluso en ocasiones difieren sobre sus opiniones respecto a los otros.

No hay una visión única, aunque a veces sí una opinión pública algo generalizada sobre un personaje u otro. Pero siempre hay una persona, con una visión diferente que da ese contrapunto que lleva al lector a la reflexión. A veces es incluso el mismo narrador con sus comentarios personales quién conduce a esa meditación. Como curiosidad, en la historia de Janet, el narrador a veces se identifica como un personaje más, un observador más dentro de la historia.

Algunos de los personajes aparecen en todas las historias como por ejemplo el médico, el Sr. Pilgrim. De hecho hay una gran representación de las diferentes partes que conforma una sociedad de provincias de la Inglaterra del siglo XIX con sus estamentos y profesiones.

Eliot tenía pensado seguir relatando historias de las ficticias Shepperton y Milby y de sus alrededores, pero no quiso continuar por pequeñas desavenencias con John Blackwood quien no veía con buenos ojos la incursión de las corrientes disidentes y la crítica a la Iglesia Anglicana que en el relato El arrepentimiento de Janet eran muy evidentes.

Janet y el reverendo Tryan
Ilustración Hugh Thomson
Fuente: Archive.org

Tampoco le gustó mucho el tema del alcoholismo femenino y del maltrato a la mujer, temas bastante tabúes en esa época. Como nos muestra la autora, en realidad estas cosas todo el mundo las sabe, pero todos las consienten y callan, incluso la propia víctima. Eliot da la oportunidad a Janet de salir de su desgracia por sí misma y con ayuda de un reverendo evangelista, cosa que no gustó mucho a la editorial. El hecho de abandonar el hogar por parte de la mujer estaba muy mal visto. Así que según nos explica en sus diarios y cartas, Eliot decidió dejar estas historias aquí. La verdad no sé si había algo más para no continuar, sólo ella lo sabe. Lo que sí es verdad es que la carga moral que transmiten sus relatos pueden ser un jarro de agua fría para aquellos que quieren mirar a otro lado y no ver los problemas reales de la sociedad.

Como ella misma nos dice en su relato El triste destino del reverendo Amos Barton;

"¡Dios nos libre! En vista de que no tengo demasiada imaginación, como puedes ver, y soy incapaz de inventar emocionantes peripecias para entretenerte, mi único mérito debe residir en la veracidad con que represento la humilde experiencia de un mortal como cualquier otro. Deseo que despierten tu compasión las preocupaciones más corrientes —que llores por sufrimientos reales: sufrimientos que podrían ser de tus vecinos—, esas que no visten terciopelos ni harapos, sino atavíos normales y decentes."

Y llegados aquí, destacar las incursiones de la autora a través del narrador. Según mi humilde opinión, a veces reflejan parte de la inseguridad de la autora, en varias ocasiones hace referencia a la posibilidad que el lector deje la lectura. Pero eso sí, con un toque de ironía desafiante y divertida que lo que consigue es enganchar al lector a la historia y hacerlo cómplice de la narración. Muchas veces da la sensación que el narrador y el lector son observadores de una escena en la que no pueden intervenir, son meros testigos de las situaciones descritas. Algunas inspiradas en hechos reales como el caso de Jane.

Un ejemplo en  La historia de amor del señor Gilfil;

"Y, con estas palabras, soy consciente de correr el riesgo de alejar a todas mis lectoras refinadas, y matar completamente la curiosidad que pudieran sentir por los detalles de la historia de amor del señor Gilfil. «¡Ginebra con agua! ¡No puede ser! Es como si pidiera que nos interesáramos por la historia de amor de un fabricante de velas, que hiciera la imagen de su amada con sebo derretido y unos moldes».

Pero, en primer lugar, queridas damas, dejadme alegar que la ginebra con agua, como la obesidad, la calvicie o la gota, no excluye un gran número de historias de amor previas, como tampoco los rizos falsos, primorosamente hechos, que algún día adornarán vuestra frente excluirán las trenzas menos costosas que tenéis ahora. ¡Ay, ay! Nosotros, pobres mortales, a menudo somos solo un poco mejores que las cenizas de madera: una pequeña señal en la savia, la frescura de las hojas, los brotes que en otro tiempo nacieron; pero, dondequiera que vemos cenizas de la madera, sabemos que en el pasado toda esa plenitud debió existir."

Portada Scenes of Clerical Life 1906
Editorial Mcamillan and Co
Fuente: Archive.org
El ejemplar que he leído es el de la Editorial Alba. Y me gustaría comentar la portada del libro. Personalmente no me gusta. Creo que no refleja lo que contiene en su interior y conduce a la confusión. No se trata de relatos religiosos, sino sociales. Estos podrían ser más estudiados por la sociología que por la teología. Hoy día estamos en un mundo bastante secularizado y una portada como ésta puede frenar a posibles lectores. Y más si se trata de un clásico, su estigma de antiguo frena a muchos a la aventura de leerlos. La portada no es atractiva.

Ahora sí, entendí la elección cuando me topé por casualidad con la edición de 1906 de la editorial Macmillan and Co. cuya portada os dejo al lado y que contiene unas ilustraciones estupendas de Hugh Thomson. Os dejo el link por si queréis echarles un vistazo: Scenes of Clerical Life. Esta inspiración me enfadó bastante, porque con todos mis respetos, creo que la editorial fue a lo fácil. Buscó inspiración en el pasado y copió, sin más. Sin pensar si la portada podría seducir a lectores del siglo XXI.

Imagino que mi pataleta, puede ser incomprendida por algunos. Pero es que nos guste o no, la portada es tremendamente importante para crear como mínimo curiosidad. Y esta portada no atrae lo más mínimo, es sosísima.

Aún así, la edición en su interior está muy cuidada y con información extra sobre la autora y el libro, cosa que siempre es un plus.

En resumen, ¿POR QUÉ DESPERTAR ESTE LIBRO?

Creo que Escenas de la vida parroquial contiene unas historias que aún desarrollándose en el siglo XIX son de tremenda actualidad. Los sentimientos y los problemas morales y sociales que nos narran estos relatos son los mismos que nos rodean hoy día. Además, las historias están muy bien escritas y con un punto de humor en ocasiones sarcástico que arranca una leve sonrisa. Y tiene un 'plus' conocer como era la sociedad del siglo XIX y el contexto religioso que vivían.

Más sobre la autora:

Fuente de la imagen y de la lectura:
Eliot, George (2013). Escenas de la vida parroquial. Barcelona: Alba Editorial.


https://adoptaunaautorablog.wordpress.com/

sábado, 1 de abril de 2017

El traje del muerto

Título Original: Heart-Shaped Box
Autor: Joe Hill
Género: Novela
Temática: Terror, fantasía
Idioma Original: Inglés
Año Publicación: 2007


"—¿Por qué tenía que comprar el traje? —quiso saber Jude—. ¿Por qué no me lo envió sencillamente? —La calma de su propia voz fue motivo de satisfacción para él. Parecía más tranquilo que su interlocutora.

—Si usted no pagaba, el fantasma no le pertenecería realmente. Tenía que pagar, era imprescindible. Y... vaya, vaya..., le aseguro que pagó, y va a pagar. Pagará un precio muy alto."




MI LECTURA:

El traje del muerto, un título que considero muy acertado para esta novela. Hay personas que se ponen un traje, una especie de disfraz con el que inventarse una nueva vida para olvidar sus pesadillas, sus muertos, y poder enfrentarse al día a día de la manera más vital posible. Incluso a veces esa vitalidad se lleva al extremo y se transforma en frenesí, desenfreno, en una vida intensa. Pero, el muerto sigue ahí, aunque esté dormido.

En cierta manera, algo parecido le pasa a Jude, nuestro protagonista. Un roquero cincuentón que vive retirado en un enorme caserón. Su disfraz de tipo duro, ya forma parte de sí mismo, o eso cree. Pero en estos últimos años, desde que sus compañeros de grupo fallecieron y su carrera musical pasó a ser una mera fuente de renta, su existencia la lleva con indiferencia. Colecciona cosas macabras con las que querría despertar de su letargo, pero no le consiguen alterar lo más mínimo. Hasta el día que llega a su vida un objeto de lo más simple, un traje. Pero no uno cualquiera, éste incluye un fantasma. Un fantasma que sí lo despertará y lo sacudirá, un espectro que desea su muerte. El porqué quiere llevarse  a Jude al infierno y el cómo lo intentará sólo lo podréis descubrir leyéndolo.

Aunque parezca contradictorio, la aparición de este ente diabólico es la chispa que necesita Jude para que vuelva a resurgir de su foro interno unas tremendas ganas por vivir y un reencuentro con sí mismo y su lado más humano. Y no sólo eso, se enfrentará a sus miedos y a su pasado de la mano de su compañera actual. Una chica veinteañera con la que comparte un pasado difícil, pero que Jude trata como un objeto, una amante más. Veremos como al enfrentarse juntos a la muerte ambos personajes comienzan un viaje iniciático a las tinieblas que fortalecerá su relación y les ayudará a salir de la cueva oscura en la que se había convertido su mundo. Sobre todo, el cambio lo veremos en Jude que descubrirá a Marybeth, verdadero nombre de Georgia, y su historia.

Aunque esto parezca muy tonto, no lo es. Jude bautiza a todas sus amantes con los nombres de los estados donde nacieron, así puede mantener una relación distante y no vincularse mucho emocionalmente. Las deshumaniza, algo parecido a lo que hace el sargento Hartman en la película de Kubrick La chaqueta metálica que por cierto está basada en una novela The Short-Timers de Gustave Hasford. Claro que en esta película el objetivo final es muy diferente al de Jude.

Volviendo a nuestro protagonista. Después de separase de su mujer, no ha querido entablar una relación sincera con ninguna de sus jóvenes amantes. El ponerles un mote es una solución para convertirlas en cosas. En cuanto sabe más sobre ellas las echa de su vida porque empieza a despertar en él el ser humano y no quiere entablar ningún lazo afectivo. Así es más fácil lidiar con su vida, con la soledad que cree desear, pero que sin embargo detesta.

El traje del muerto es en cierta manera un homenaje al rock. Hay múltiples referencias a este mundo. Algunos de los músicos a los que el narrador o los personajes hacen referencia son; Ozzy Osbourne, Led Zeppelin, del que Jude y su grupo fueron teloneros a finales de los 70, Black Sabbath, Kurt Cobain, etc.

Uno de los detalles que más gracia me ha hecho de la novela es el papel de los perros, Angus y Bono en esta historia, sí, los perros de Jude llevan los nombres de los cabecillas del grupo musical AC/DC. El autor les da un protagonismo muy especial a estos canes. Ellos son los únicos que pueden proteger a Jude y Maribeth del fantasma. Además, les aporta una cualidad que muchas veces sólo reconocemos y consideramos evidentes aquellos que hemos convivido con uno en casa, y es su alma. Angus y Bono pueden desprenderse de su alma y duplicarse, como si fuera una especie de fenómeno de doppelgänger. Son sus fantasmas los que en realidad protegen a sus dueños y son capaces de enfrentarse a Craddock, el espíritu maligno.

Como algunos ya sabéis y otros descubriréis ahora, Joe Hill es hijo de Stephen King. He de deciros que si bien al principio he sentido esa inquietud perturbadora que me producen los libros de King, con su hijo sólo fue al principio. Luego la sensación lectora fue de simple intriga y con King siempre es algo más. En general, la historia me parece muy equilibrada y redonda por el hecho que todo cobra sentido, aunque al principio no lo parezca. Sólo se me hizo un poco pesado el final de la primera parte que para mi gusto se alargó más de la cuenta. Y sé que las comparaciones son odiosas, pero creo que el humor negro e ingenioso con el que King nos sacude y nos muestra las incongruencias que hay en nuestra sociedad y en nuestro mundo, no lo he percibido en Joe Hill. Pero aún así, debo decir aquello que las comparaciones son odiosas. Ésta fue la primera novela del autor por lo que la madera y el listón que se ha puesto están ahí, así que seguro nos esperan muchas historias con las que sentir ese frío y esa curiosidad por descubrir y adentrarnos en historias fantásticas y truculentas.

Tenía ganas de leer algo de Joe Hill y finalmente lo hice gracias a la inciativa lectora que nos propuso Jesús del blog La caverna literaria. El hashtag de twitter es #CicloJoeHill. Mi reseña llega algo fuera de plazo, pero el objetivo está realizado y mi acercamiento al autor ha sido positiva, como dicen; nunca es tarde si la dicha es buena.

En resumen, ¿POR QUÉ DESPERTAR ESTE LIBRO?

El traje del muerto es el reencuentro de uno mismo a través de un viaje obligado al pasado, provocado por la persecución incansable de un fantasma asesino que busca venganza, o eso parece en un principio. Una historia que te mantiene en vilo hasta conocer el destino final de los protagonistas.

Más sobre el autor:

Fuente de la imagen y de la lectura:
Hill, Joe. El traje del muerto.[Libro en línea] Madrid: Suma internacional (15 de julio de 2010) para Amazon Kindle ASIN e-book B00634EYE0

domingo, 19 de marzo de 2017

Persuasión

Título Original: Persuasion
Autor: Jane Austen
Género: Novela
Temática: Romántica
Idioma Original: Inglés
Año Publicación: 1818

« C’est fini, se répétait-elle avec une joie nerveuse. Le plus difficile est fait. » Elle l’avait vu ! Ils s’étaient trouvés encore une fois dans la même chambre ! Bientôt, cependant, elle se raisonna, et s’efforça d’être moins émue. Presque huit années s’étaient écoulées depuis que tout était rompu. Combien il était absurde de ressentir encore une agitation que le temps aurait dû effacer ! Que de changements huit ans pouvaient apporter ! tous résumés en un mot : l’oublidu passé ! C’était presque le tiers de sa propre vie. Hélas, il fallait bien le reconnaître, pour des sentiments emprisonnés, ce temps n’est rien. Comment devait-elle interpréter les sentiments de Wenvorth ? Désirait-il l’éviter ? Un moment après, elle se haïssait pour cette folle question. Malgré toute sa sagesse, elle s’en faisait une autre, que Marie vint résoudre, en lui disant brusquement :

« Le capitaine, qui a été si attentif pour moi, n’a pas été très galant à votre égard, Anna. Henriette lui a demandé ce qu’il pensait de vous, et il a répondu qu’il ne vous aurait pas reconnue, que vous étiez changée. » 

MI LECTURA:

Pensar que los sentimientos se disuelven simplemente con el paso del tiempo y con la distancia es a veces menospreciar la influencia del recuerdo, ese al que nos aferramos y con el que a menudo nos equivocamos. Y sobre todo cuando ese sentimiento no está resuelto y la duda es la que nos atormenta. Ya no digamos si se trata de amor. Ese amor con el que un día sin saber muy bien el porqué dejaste de tener contacto y desapareció de tu vida sin más. Muchas veces la memoria idealiza a esa persona amada y la ancla en nuestro recuerdo sin que la razón pueda hacer nada.

Algo parecido le pasó a Anne Elliot. El miedo a enfrentarse a los convencionalismos sociales y los consejos recibidos de una persona muy querida y cercana, la condujeron a dejar pasar el amor. Lo que no esperaba ella es que después de ocho años el destino le diera otra oportunidad. Sin esperarlo, su camino vuelve a cruzarse con Frédérick Wenworth. Ahora Capitán Wenworth.

La simple idea de volverlo a ver, le descubre con sorpresa que los sentimientos que creía superados están todavía vivos. ¿Y él sentirá lo mismo que ella o estará despechado por lo que pasó en el pasado? Y hasta aquí puedo contar. Tendréis que leerlo para saber qué pasa porque no os pienso decir nada más al respecto.

Anne es una mujer encantadora, amable, atenta, sensata, responsable e inocente. Es principalmente el respeto a su familia lo que la llevó a dejar marchar a Frédérick Wenworth. Y es que él era un militar sin posición, ni dinero y ella venía de una familia adinerada y de clase alta. Y aunque en su fuero interno, eso no le importaba, si le preocupaba como su unión afectaría a su familia.

Para entender esta carga de responsabilidad que asume Anne y con la que sacrificó su felicidad y reprimió sus sentimientos, debemos ir a principios de siglo XIX donde el matrimonio era una cuestión de pacto social y de clase. Una manera de mantener propiedades y posición social. Conservar el prestigio de la familia y el apellido era una cuestión de honor. Lo podemos observar en la suma importancia que adquiría esta cuestión en la novela nada más iniciar su lectura cuando Austen nos comenta que el único libro que leía Sir Walter (padre de Anne) era el heráldico, donde le gustaba repasar el árbol genealógico de su familia.

"Sir Walter Elliot, de Kellynch-Hall, dans le comté de Somerset, n’avait jamais touché un livre pour son propre amusement, si ce n’est le livre héraldique.
 
Là il trouvait de l’occupation dans les heures de désœuvrement, et de la consolation dans les heures de chagrin."

Llegados aquí debemos hablar del padre de Anne y de su hermana mayor Élisabeth para acabar de comprender la situación de Anne.

Ilustración de C.E. Brock
(Edición de Persuasión de 1909).
Fuente: Mollands
Sir Walter Elliot es un hombre tremendamente vanidoso, clasista y elitista. Viudo desde hace años, se apoya en su hija mayor, Élisabeth, que es su ojito derecho, y a la que sueña casar algún día con un hombre rico y bien situado. Su actitud es siempre altiva y superficial y su amor, que yo llamaré afecto, tiene una sola dirección y centro, su primogénita.

Élisabeth está cortada por el mismo patrón que su padre. Aquí se cumple a la perfección aquéllo que de tal palo, tal astilla. Lo curioso y divertido de todo esto, reflejo del humor sinuoso de Jane Austen, es que en realidad Sir Walter está casi en la ruina y se ve obligado a alquilar una de sus propiedades a una familia de más baja condición social que la suya, pero eso sí, una familia con prestigio, ese que tienen los militares que han luchado por la patria y han convertido a Inglaterra en uno de los países más poderosos y más respetados a los ojos del mundo.

En Persuasión podemos vislumbrar los cambios sociales que se están empezando a desarrollar en la Inglaterra del siglo XIX y que serán más pronunciados entrado el centenario con la Revolución Industrial y todos los grandes cambios que vinieron con ella. La sociedad inglesa empieza a dejar de ser tan inamovible. Y esta novela es uno de esos ejemplos, aunque de manera moderada. El Capitán Wenworth ya no es percibido de la misma manera por la familia de Anne, sobre todo ahora que tiene dinero y reconociemiento social.

Persuasión es una novela de personajes. Algunos nos recuerdan a otras obras de Austen como por ejemplo Marie, la hermana pequeña de Anne. Su hipocondría nos recuerda un poco al señor Woodhouse padre de Emma en la novela del mismo nombre que por cierto no me gustó tanto como ésta.

Las relaciones que se establecen entre los personajes son los que crean la tensión y atmósfera de la novela. Sus diálogos ágiles, ingeniosos y directos son los que dan ritmo a la narración. Una historia que nos muestra la sociedad inglesa de principios del siglo XIX sus deseos y sus temores.

Un claro ejemplo de esta sociedad que crítica la autora lo encontramos en el personaje de Mme. Smith. Su posición social y económica estaban dentro de la clase acomodada y ahora que está viuda y sin dinero está excluida del que fue su círculo social. Su situación actual no es producto de sus actos, sino de un desgraciado destino del que ella no fue partícipe. Mme. Smith fue una simple espectadora, pues en los asuntos financieros las mujeres no tienen cabida. Austen hace hincapié en la hipocresía social circunscrita en el caso de Mme Smith. Sus amigos le han dado la espalda, sobre todo ahora que está enferma. En referencia a esto Mme Smith se lamenta:

"– Oui, dit Mme Shmith d’un air de doute ; cela peut arriver, mais pas dans le sens élevé que vous dites. Par-ci par-là la nature humaine peut être grande en temps d’épreuves, mais en général c’est sa faiblesse et non sa force qui se montre dans une chambre de malade. On y entend parler d’égoïsme et d’impatience plus que de générosité et de courage. Il y a si peu de réelle amitié dans le monde ! et malheureusement, dit-elle d’une voix basse et tremblante, il y en a tant qui oublient de penser sérieusement jusqu’à ce qu’il soit trop tard. "

Y esta cita nos sirve también para ilustrar el carácter moralizante que tiene en algunos sentidos esta novela. El tener o no tener no debería cambiar las relaciones personales basadas en el amor y la amistad. Y de hecho el libro es en esencia esto, un llamamiento a la esencia del ser humano. Las relaciones humanas no se deberían regir estrictamente por normas creadas y establecidas por el hombre, hay una parte humana que debería participar de manera más activa.

Esta novela tiene un punto feminista y hay una parte que me ha encantado sobre esta cuestión. Una conversación entre Anne y Harville. Se puede resumir diciendo eso que la historia la han escrito los hombres y en consecuencia sólo se conoce una mitad de la humanidad. Además en esta conversación se reclama el papel de las escritoras.

"- (...) Je ne crois pas avoir ouvert dans ma vie un seul livre qui n’ait parlé de l’inconstance des femmes. Chansons et proverbes : tout en parle. Mais, direz-vous peut-être, ils ont été écrits par des hommes ?

– Oui, s’il vous plaît, ne prenons pas pour arbitres les livres. Les hommes, en écrivant l’histoire, ont sur nous tous les avantages ; ils ont plus d’instruction, et la plume est dans leurs mains. Je n’admets pas que les livres prouvent quelque chose."


Como imagino que os habréis dado cuenta de que he leído Persuasión en francés, cosas del aprendizaje, os quiero comentar algunas curiosidades al respecto. La edición que he leído es una traducción libre de derechos que realizó Mme Letorsay en 1882 para la colección 'Biblioteca de las mejores novelas extranjeras' de la editorial Hachette. Esta colección era una edición de bolsillo de la época y se vendió con precio relativamente bajo, por lo que podríamos hablar de una especie de publicación al estilo del bestseller de bolsillo de hoy día. Esto nos muestra la gran importancia de la obra de Austen en la Francia del siglo XIX, ya que la colección estaba dirigida a un gran público.

No es la primera traducción que se hizo de la novela Persuasion de Austen al francés. La antecede una de Isabelle de Montolieu en 1821 para la editorial Arthus Bertrand. En esta traducción Montolieu cambió el título por el de La Famille Elliot, ou l'Ancienne Inclination y el nombre de la protagonista también lo cambió por el de Alice. Además adaptó a su libre criterio algunos pasajes de la novela, por lo que más que una traducción podríamos hablar de una adaptación. 

Mi edición digital, como os he dicho antes, es la de Mme Letorsay (se cree que es un pseudónimo) mantuvo el título y el nombre de la protagonista, pero su inexperiencia según los expertos, la llevó a contraer algunas expresiones y traducir algunos párrafos con inexactitud.

Os dejo el ejemplo que nos da la Wikipedia al respecto.

El texto original dice:

"To Lady Russell she was a most dear and highly valued god-daughter, favourite, and friend. Lady Russell loved them all, but it was only in Anne that she could fancy the mother to revive again."
Y Mme Letorsay lo tradujo de manera resumida así;

"Lady Russel aimait ses sœurs, mais dans Anna seule, elle voyait revivre son amie."
Con este ejemplo quiero resaltar la importancia y la responsabilidad de los traductores respecto a la obra que traducen y al autor. También comentar que en el siglo XIX las novelas hechas por mujeres eran consideradas de segunda clase y no se valoraban. Todas se catalogaban de libros románticos para mujeres. Sobre este tema podéis leer el ensayo de George Eliot titulado Las novelas tontas de ciertas damas novelistas que os dará una visión de lo que sucedía en la Inglaterra del siglo XIX y que más o menos era también lo que pasaba en la Francia coetánea.

En resumen, he disfrutado con la lectura de Persuasión, pero no he podido saborear plenamente a la autora en esta versión. Digo versión porque la traducción no ha respetado mucho la obra original del autor. Todo esto lo he descubierto una vez leída la novela, así que la próxima vez elegiré con más vista mi edición para la lectura.

Hemos comentado Persuasión en el grupo de Facebook Los libros de carmen y amig@s. Y han surgido cosas interesantes. Por ejemplo, Mar del blog Leyendo con Mar, advirtió que en su edición había un capítulo eliminado que fue sustituido por el capítulos 22 y 23. Al respecto Sara Mañero, escritora y filóloga, nos informó que Jane Austen cambió el final de Persuasión. El que conocemos y que se publicó es el que la autora decidió cambiar y es el que todos hemos leído. El final no augura un fin de cuento de hadas, sino un final realista en el que la felicidad dependerá del destino y de los implicados. El destino no está escrito.

Hay un manuscrito con el primer final que hizo la autora y que luego decidió descartar. Si os interesa lo podéis encontrar en la web British Library con el título Manuscript of chapters 10 and 11 from Jane Austen's Persuasion.

En el grupo también se compartieron ilustraciones de la novela y otras cosillas que os dejo al final de la entrada. Con todo esto, espero tengáis una amplia visión de esta estupenda novela.

En resumen, ¿POR QUÉ DESPERTAR ESTE LIBRO?

Una historia sentimental que contiene un fondo reivindicativo y social sobre el papel de la mujer en la sociedad de principio del siglo XIX. Unos personajes definidos y algunos con un fondo crítico que la autora pone en evidencia con sus actos y al mismo tiempo divierten al lector. Una trama que engancha y una protagonista que empatizará con el lector desde el inicio.

Más sobre la autora:

Fuente de la imagen y de la lectura:
Austen, Jane. Persuasion.[Libro en línea] Traductora: Mme Letorsay Francia: Ebooks libres et gratuits  para Feedbooks.

Otras fuentes y curiosidades:

sábado, 11 de febrero de 2017

Alex

Título Original: Alex
Autor: Pierre Lemaitre
Género: Novela
Temática: Thriller, policíaca
Idioma Original: Francés
Año Publicación: 2011





 
"Nathalie Granger. On sait que ce n'est pas son nom mais on continue de l'appeler ainsi, faute de mieux. Camille préfère dire 'la fille' mais il n'y arrive pas toujours. Entre un nom faux et pas de nom du tout, que choisir?"



MI LECTURA: 
El azar me hizo toparme con esta novela de Pierre Lemaitre. El hecho es que íbamos a ir con la Escuela Oficial de Idiomas a la ponencia que autor iba a hacer en la Semana Negra de Barcelona del año pasado. Personalmente no soy muy mitómana y, en principio, tener un autógrafo de un escritor que además no había leído no me llamaba mucho. Pero el entusiasmo se contagia y en la penúltima clase antes del evento, decidí comprarme la novela Robe de marié (Vestido de novia) que tanto nos había recomendado la profesora. 

Pues bien, cuando llegué a la librería de la escuela, con el agua al cuello porque llegaba tarde a clase, me encuentro que todas las novelas del autor se habían vendido y solo quedaba Alex. Así que lo compré. No tendría otra ocasión antes de la ponencia.

Al entrar en clase, abrí el libro y me di cuenta que era la segunda parte de la serie del comandante Verhoeven. En eso que mi profe se dio cuenta de mi decepción y me dijo "Alex est genial" y me aclaró que no hacía falta leer Travail soigné (Irene) para disfrutar de la novela. Y efectivamente, fue así, disfruté y mucho con esta novela que ha pasado a ser una de mis dos lecturas favoritas de 2016. 

Supongo que os preguntaréis si finalmente Lemaitre firmó mi libro. Pues no, justo voy y, ese día tan señalado, me encontré muy mal y anulé mi salida. Del trabajo me fui directa a casa con algunas décimas de fiebre. Pero bueno, la vida es así. Y la enfermedad es lo peor que el destino te puede traer.

Pues a todo esto, si tenéis ganas de conocer la serie desde el principio, os recomiendo que leáis primero Irene (Travail Soigné). Por una sencilla razón, en Alex el autor, para introducirnos al comandante  y conocer su historia, nos explica su pasado y entonces se nos revela el final de Irene. Que personalmente, no lo hubiera adivinado, si en la edición en castellano la hubieran titulado de otra manera, vaya algo más parecido al título original.

Pero dejemos todo este rollo que os he contado para centrarnos en la novela. Lo interesante de esta historia es el personaje de Alex. Si bien la serie Verhoeven está protagonizada por unos policías cuyas vidas y personalidades vas conociendo con cada entrega, en este libro la protagonista absoluta es Alex.

Todo empieza con su secuestro que por casualidad presencia un transeúnte. A partir de aquí, el autor narra la historia en dos lineas argumentales paralelas que se alternan en capítulos cortos con un ritmo narrativo muy ágil y una intriga que no decae en intensidad en ningún momento.

Piere Lemaitre nos centra primero en la búsqueda de un porqué. ¿Por qué secuestran a esta joven? ¿Por qué nadie denuncia su desaparición? ¿Por qué no hay ningún tipo de información sobre ella?

Durante toda la lectura estás con el porqué en la mente. Pues el comportamiento de Alex, su identidad y su historia necesitan de una explicación y de un origen. El lector, al igual que el comandante y sus compañeros, siente una mezcla de afecto y horror por la joven desconocida a medida que la vamos conociendo. 

La novela es en cierta manera un análisis psicológico sobre la maldad y su origen. ¿Nacemos con ella o es producto de algo más? Y en realidad, ¿es el malo el único culpable del monstruo que lleva dentro?.

Los giros narrativos, que son abundantes y sorprendentes en esta novela, son al mismo tiempo bastante creíbles, por lo que el lector no piensa en ningún momento que el autor le toma el pelo. La pena, la rabia y la compasión, serán sentimientos que el lector sentirá por la figura de Alex. A veces su actitud desconcierta, pero las piezas van encajando a medida que sabemos más sobre ella y su entorno.

Las cosas a veces no son lo que parecen y en esta novela es evidente. Alex tiene un pasado que marca su presente y su futuro. El sufrimiento y la injusticia ha calado terriblemente en ella de la manera más cruel y aunque parece que tiene un plan, un camino trazado, en realidad está perdida. Su propia identidad le es confusa, nada fue como debía ser en su vida. El mal se cebó con ella desde su origen y sus lazos con la vida están encaminados a un único objetivo, lo demás carece de importancia. Por ese plan, cambia de identidad y se anula a sí misma. Es una especie de desaprobación personal que la tortura porque nada de lo que ha formado sus raíces fue por su culpa. Y el odio que siente va hacia ella y hacia los demás como un boomerang. La arbitrariedad del mal puede causar un sentimiento de culpa en los inocentes de una manera cruel y despiadada que les lleva al sin sentido de su propia existencia. Algo terrible. Idear un plan es la forma de tener un camino hacia un objetivo que le da sentido a su vida y su propia identidad.  

"Elle en rit de pleurer parce qu'elle ne sait plus si elle est heureuse d'être toujours vivante ou malheureuse d'être encore Alex." 

(Ella se echó a reir llorando porque no sabe si es feliz por estar viva o desgraciada por seguir siendo Alex.)

Pues bien, todo esto se funde con asesinatos y sucesos inesperados de por medio. Y no dejan que abandones la novela en ningún momento. Hacía mucho tiempo que no encontraba una historia que me atrapara tanto y que fuera tan redonda, todo encaja con verosimilitud y la guinda de la novela está en el final. Un final que deja al lector con una extraña satisfacción. Y no puedo explicaros lo de extraña porque os daría demasiada información.

Por cierto, la novela tiene algunos guiños a obras de otros creadores de grandes historias, ya sean del mundo de la literatura o del cine. En la cita que os he dejado más arriba podéis conocer una de las identidades que asume Alex, Nathalie Granger. Pues esta mujer es la protagonista de una de las películas de Margarite Duras que lleva el mismo nombre, Nathalie Granger (1972) y es un personaje muy peculiar. Si habéis visto la película, vislumbraréis parte del carácter de Alex. También existe la novela del filme que la autora publicó un año después.

Según Lemaitre, Alex está dentro de sus novelas clasificadas como policíacas. El autor está muy interesado en separar sus novelas policíacas de sus novelas negras. Y la verdad es que Alex tiene mucho de thriller y aunque él no lo considere, para mi gusto hay algunas escenas de novela negra. Tengo que leer una de sus novelas negras para poder entender la diferencia que recalca su autor.

Como curiosidad y para romper mitos estúpidos sobre la edad en que un artista puede y/o debe alcanzar el éxito, os comentaré que Lemaitre se empezó a dedicar a la escritura de manera tardía y su primera novela Irene se publicó en 2006 a la edad de 55 años. Según me comentaron mis compañeros de clase, el autor explico en su ponencia que Irene fue rechazada por muchas editoriales y que parte de su fuerza en seguir trabajando en literatura, se la debe a su mujer que le decía "no les hagas caso, es buena, sigue intentándolo". Así que agradeció en varias ocasiones a su esposa los ánimos y el empuje que le daba.

Piere Lemaitre a parte de seducirme con Alex me ha dejado con ganas de seguir leyéndolo. Sobre todo, tengo ganas de leer una novela que no tiene nada que ver con sus novelas negras y policíacas. Se trata de la novela Au revoir là-haut (Nos vemos allá arriba) ganadora del Premio Goncourt 2013. Casi todas las novelas que he leído galardonadas con este prestigioso premio me han dejado huella. Si ésta, como os comenté antes, ha sido una de mis novelas favoritas de 2016, en 2015 lo fue La vida ante sí de Roman Gary que con esta novela ganó el Premio Congourt por segunda vez bajo el seudónimo de Émile Ajar. Cosa que fue todo un escándalo, ya que una de las características de este galardón es que sólo se puede recibir una vez en la vida. Pero bueno, esto es otra historia.

En resumen, ¿POR QUÉ DESPERTAR ESTE LIBRO?

Recomiendo esta novela a todos los amantes de la novela policíaca, del thriller y de la novela negra. Es una novela equilibrada y con altas dosis de intriga. Me ha encantado como ha conjugado las dos historias alternando la intriga sin perder intensidad. Algunas veces descubrimos cosas al mismo tiempo que los policías, otras veces vamos por delante de ellos, en otras no entendemos que pasa y lo descubrimos junto a ellos. Una novela con un ritmo frenético, pero equilibrado, sin altibajos y sin pasajes que sobren. Una gran novela policíaca.

Más sobre el autor:

- Wikipedia Pierre Lemaitre 
- GALINDO, Juan Carlos (27 septiembre 2014) El autor que trascendió al género Elpais.com
- GONZÁLEZ, Enric (9 septiembre 2016) Pierre Lemaitre: "¿Literatura pretenciosa? Eso es fácil de hacer, podría publicar tres libros al año"  Elmundo.es
- MARTÍN RODRÍGO, Inés (15 mayo 2014) Pierre Lemaitre: «Es un fracaso que no haya una visión europea de la Gran Guerra» ABC.ES
- VICENTE, Alex (4 octubre 2016) “El niño es un criminal en estado puro” Elpais.com

Fuente de la imagen y de la lectura:
Lemaitre, Pierre (2011). Alex. París: Éditions Albin Michel (Le Livre de Poche)

viernes, 20 de enero de 2017

Conociendo a George Eliot (1819 - 1880)

Hoy vengo a presentaros a George Eliot. Su vida y su obra serán el centro de esta entrada que marca el punto de partida de un viaje literario que promete ser muy interesante, y del que me pienso hacer eco en este blog como parte del proyecto Adopta una autora.

He creído conveniente empezar con una entrada general sobre la vida y la obra de George Eliot para presentar a la escritora y a la mujer. A partir de aquí, este blog iniciará una inmersión en el mundo de la autora, su contexto histórico, su vida personal, sus ideas sobre moral, sociedad, religión, literatura, sus círculos intelectuales, su obra, y muchas cosas más sobre ella serán desgranadas en El despertar de un libro.
 
Griff House, casa natal de George Eliot.
Fuente: Impressions of Theophatus Such, essays and poems Archive.org
Y ahora vayamos a 1819 a Nuaneaton, una ciudad inglesa del condado de Warwickshire, concretamente al 22 de noviembre. Ese día vino al mundo Mary Anne Evans en el seno de una familia anglicana formada por seis miembros: sus padres, Robert Evans y Christiana Evans; sus hermanos Chrissey e Isaac y sus hermanastros Robert y Fanny. El Sr. Evans era el administrador del Arbury Hall Estate en Warwickshire propiedad de la familia Newdigate.

Pronto su padre se dio cuenta que su hija tendría dificultades para encontrar marido, pues no era muy agraciada físicamente. Hemos de recordar que nos encontramos en la Inglaterra del siglo XIX en una sociedad marcadamente patriarcal y donde el destino de la mujer es el matrimonio y los hijos siempre bajo la tutela del marido o de la figura paterna más directa.

Mary Anne no era guapa, pero destacaba por su gran inteligencia, cosa que al Sr. Evans no le pasó por alto y quiso alimentar el potencial de su hija invirtiendo en su educación. Así que Mary Anne tuvo la suerte excepcional de tener estudios. En aquella época y según datos de la Wikipedia, en 1828 sólo dos de cada catorce británicos habían acudido en alguna ocasión al colegio y eso no quiere decir que esos dos que habían acudido lo hicieran asiduamente, puede que únicamente lo hubieran hecho una semana en toda su vida. En consecuencia, la población británica tenía unos altos índices de analfabetismo. Hay que añadir que la escuela sólo se la podían permitir unos pocos y que la educación gratuita no se instauró hasta 1891, sólo para los menores de 10 años. También hay que comentar que los estudios estaban reservados  a los hombres, muy pocas mujeres tenían acceso al colegio, pues se consideraba que su futuro no dependía de su formación, sino de encontrar un buen marido. Y casi ninguna recibía estudios superiores. Las universidades estaban reservadas para el sexo masculino.

El Sr. Evans era políticamente y socialmente conservador, pero no era muy religioso, así que abogó para que su hija tuviera una buena educación independientemente del conformismo religioso de las escuelas donde estudiaba.

Así que Mary Anne con 5 años fue a la Escuela de Latham en Attleborough junto a su hermana Chrissey, a los 9  fue a la Escuela de Mrs. Wallington en Nuneaton, una escuela cuya corriente religiosa predominante era la evangélica, y a los 13 años ingresó en la Escuela Franklin en Conventry, un convento bautista cuya corriente religiosa es muy diferente a la evangélica, por no decir contraria. En este último centro aprenderá francés y descubrirá a Pascal.

Su paso por estas diferentes escuelas es muy importante en la formación de Mary Anne, pues a través de ellas, conocerá diferentes maneras de vivir e interpretar el sentimiento cristiano, cosa que la llevará a sentir curiosidad, a tener dudas y a hacerse preguntas sobre ética y moral religiosa, aspectos muy importantes en su vida y en su creación literaria.

En la Escuela de Mrs. Wallington en Nuneaton, Mary Anne conocerá a Maria Lewis, una profesora de creencias evangélicas con la que mantendrá una amistad que durará toda su vida. Con ella podrá hablar libremente sobre sus dudas religiosas y sobre moral y ética.

Arbury Hall 1880 Fuente Wikipedia
En 1836 su madre fallece y debe regresar junto a su padre para hacerse cargo de la casa familiar, dando así por terminada su formación reglada a los 16 años. Pero gracias a que su padre tenía un puesto importante, Mary Anne tuvo acceso a la biblioteca de Arbury Hall donde siguió estudiando de forma autodidacta. 

Durante esa época estará muy unida a su hermano Isaac, hasta que éste se casa y abandona el hogar familiar. Es entonces cuando ella y su padre se trasladan a Foleshill cerca de Coventry. En esta región conocerá a una pareja muy importante en su vida y su desarrollo intelectual, el matrimonio Bray formado por Charles y Cara.

Charles Bray es un fabricante textil que invierte parte de su fortuna en proyectos altruistas entre ellos construir escuelas.  Como hemos visto antes, en la Época Victoriana el acceso a la escuela era para unos pocos, sobre todo para las clases más favorecidas. Pero por contra, nos encontramos en un momento donde empieza a surgir un sentimiento social que insta a muchos a intentar mejorar las situación de los más desfavorecidos que son muchos. Los cambios en la tecnología y otros campos científicos han favorecido una Revolución Industrial que ha perjudicado a la población más humilde. La concentración de mano de obra en las grandes ciudades, tras la migración proveniente del campo, ha hecho muy dificil la vida de los trabajadores en las urbes. A su vez, los que han decidido quedarse en el campo, tampoco lo han tenido fácil. Las teorías de Darwin y la sociología se desarrollan y muchos pensadores aplican sus conocimientos en mejorar el nuevo orden social emergente.

En el círculo en el que se mueven los Bray, se estudia la Biblia desde un punto de vista histórico y humanista. En este ambiente y tras el conocimiento adquirido y vivido, en Mary Anne comenzará a crecer un escepticismo que la llevará a abogar por la humanización de las creencias religiosas, hasta llegar a la conclusión de que ninguna religión puede ofrecer consuelo a las penas humanas, tal y como nos explica The victorian Web en su artículo George Eliot 1819-1880. A biographical Introduction.

Ese grupo de intelectuales que solían reunirse en la casa de los Bray formaban el llamado Círculo de Rosehill. Librepensadores que en sus reuniones debatían temas religiosos, científicos y sociales. Entre los miembros de este círculo encontramos a Robert Owen, Harriet Matineau y Ralph Waldo Emerson.

Harriet Matineau esta considerada la primera mujer socióloga y por lo que he podido saber es una gran desconocida de los estudiantes de sociología españoles. Escribió novelas económicas y sociales que a la vez que entretenían, enseñaban. Es una mujer muy interesante que por lo visto está algo olvidada. Habrá que rescatarla y traerla a la actualidad.

Gracias a este ambiente intelectual, Mary Anne se interesará por la obra de David Strauss y Ludwig Feuerbach. Dos intelectuales y filósofos que ponen en duda la veracidad de las historias que narra la Biblia y acercan su estudio al análisis del posible carácter histórico de ésta, desprovisto de milagros y elementos poco realistas. Su objetivo, dejar al descubierto al Jesús humano.

En 1846 Mary Ann, empieza su primera traducción de David Strauss. Se trata de su obra, The life of Jesus, cuya traducción dejará incompleta y será finalizada por otro miembro del Círculo de Rosehill.

Gracias a su relación con los Bray, Mary Anne publicará algunos artículos y reseñas en el periódico Coventry Herald and Observer.

Retrato de George Eliot a los 30 años (1849)
Pintor: François d'Albert Durade
Fuente: Wikipedia
Es durante esta época que Mary Anne, animada por este ambiente, empieza a manifestar sus dudas religiosas. Por lo que su padre montó en cólera ante las ideas que expresaba su hija y la amenazó con echarla de casa. Debido al respeto paterno que el Sr. Evans despertaba en su hija, Mary Anne moderó la exaltación de sus pensamientos y continuó yendo y participando en la iglesia  hasta la muerte de su padre en 1849.

Después del falleciemiento del Sr. Evans, Mary Anne viaja a Suiza con los Bray donde conocerá al matrimonio D'Albert-Durade.  François D'Albert-Durade hará un retrato de Eliot que será uno de los más conocidos y lo podéis ver en esta entrada.

Cuando vuelve a Londres, se va a vivir durante un tiempo con su hermano Isaac y su familia. Y decide cambiar su nombre por Marian. Es durante este período que dictamina vivir de la escritura.

1851 será un año muy importante para Marian. Se instalará en casa de John Chapman al que conoció en la casa de los Bray.  El Sr. Chapman fue el editor en su colaboración con la traducción The life of Jesus.

Marian siente cierta admiración por este hombre que vive sin ningún tipo de pudor con su mujer y su amante en la misma casa. Cosa que en la época era un escándalo, pero que a él no le importaba ni lo más mínimo. Bien es conocida la doble moral victoriana y muchos hombres tenían amantes, pero no lo mostraban abiertamente a una sociedad tremendamente puritana. Por otro lado, Chapman es un hombre muy culto con muchos contactos en el mundo editorial y esto le interesa a nuestra autora.

Ese mismo año Chapman compra el períodico de izquierdas The Westminster Review y Marian se convierte en su ayudante. Gracias a esto, Marian irrumpe en el ambiente literario londinense dominado principalmente por hombres. Su entrada en el mundo editorial era algo muy inusual para una mujer. Es en estos círculos donde conoce a Herbert Spencer, sociólogo, filósofo y antropólogo, que en ese momento trabajaba como redactor jefe en The Economist. Marian sentirá una gran admiración por él cuyas ideas sobre la evolución social y cultural se fundamentaban en el Darwinismo. Es un positivista convencido.

Retrato de George Henry Lewes
Fuente: Wikipedia
Será también en 1851 cuando Marian conozca al que será el hombre más importante de su vida, George Henry Lewes, filósofo y crítico.

Pocos años después, en 1854, deciden irse a vivir juntos, cosa que molestará tremendamente al hermano de Marian, Isaac, quién le retirará la palabra. Y es que George Henry Lewes era un hombre casado y con tres hijos, pero tenía una relación completamente abierta con su mujer Agnes Jervis, quién a su vez vivía con otro hombre con el que había tenido otros 4 hijos. La cuestión era que George Henry Lewes había consentido la relación de su mujer, el divorcio no era posible, pues el adulterio en su caso era consentido. Todo ello muy inmoral para la época.

La pareja viajará a Alemania donde se consolida su unión amorosa y donde Marian continuará sus investigaciones de teología empezando la traducción de una obra del alemán Ludwig Feuerbach  titulada Essence of Christianity y también de otra de Baruch Spinoza Ethics. Durante esta etapa publicará además varios ensayos en The Westminster Review.

Marian adoptará el apellido Lewes como suyo, haciendo publica su unión a George Henry Lewes y reconociéndole como su marido, cosa que vuelve a ser un escándalo en sus círculos, ya que ambos muestran abiertamente su relación de pareja adultera y Lewes además, se convierte en un polígamo bajo la visión victoriana, cosa que es totalmente inacceptable para la sociedad inglesa de ese tiempo.

A su regreso a Inglaterra y animada por Lewes, se embarcará a escribir sus primeras obras de ficción que seguirá combinando con contribuciones de artículos y de ensayos para el Westminster Review.

Uno de estos ensayos que antecede a sus novelas es Las novelas tontas de ciertas damas novelistas (1856), un análisis sobre las obras escritas por mujeres de la Época Victoriana. Ensayo con el que leí por primera vez a Eliot y que despertó mi curiosidad por ella. He aquí porque en cuanto vi este proyecto y me informé sobre él, elegí a Eliot como mi autora adoptada.

En este ensayo, me llamaron la atención varias cosas que dejaban entrever la esencia de la autora. Una de ellas fue el estudio concienzudo que hizo de las obras que analizó, lo que muestra a una persona trabajadora y meticulosa. Su manera de escribir me cautivó por como expone y deja en evidencia por sí mismas las incoherencias narrativas y de léxico de las novelistas a las que acusa de ser poco profesionales. Estas evidencias resultan algo cómicas para el lector y es que el texto a parte de ser serio y crítico, tiene un toque irónico que lo hace muy ameno.

Por otro lado uno adivina, lo que significaba para Eliot escribir. No es el simple acto de narrar una historia, para Eliot implica un compromiso con la verosimilitud y la realidad de lo que se narra, a lo que añade el valor moral de la novela como vehículo de transmisión de conocimiento del otro. La empatía para ella es muy importante y según lo que he leído en el libro La novela inglesa. Una introducción de Terry Eagleton, para Eliot crear unos personajes reales y empáticos es fundamental para mostrar y llegar a entender la conducta humana. El caracter moral de la obra se traslada a las actitudes de los personajes. Por ello, se aleja de estereotipos y razones religiosas. Las personas no son buenas o malas. Son los actos que a veces tenemos los que hacen declinar la balanza. Y una vez se decanta hacia un lado, con el remordimiento y la redención se puede declinar hacia el otro.

Añade Terry Eagleton en su escrito "No se trata simplemente de que Eliot comparta con el lector sus mesurados sentimientos morales. Supone también que el propio acto de imaginar implica proyectarse uno mismo fuera del propio yo hacia las vidas de los demás" (Pág. 213)

Su primera obra de ficción publicada fue Los infortunios del reverendo Amos Barton en 1856. El mismo año llegaría la publicación de La historia de amor del señor Gilfil y en 1857 El arrepentimiento de Janet. Todas ellas fueron saliendo a la luz por entregas en la revista Blackwood's Edimburg Magazine y de manera anónima. Posteriormente, en 1858, fueron reunidas en un único volumen titulado en Escenas de la vida parroquial firmado con el seudónimo de George Eliot.

Su decisión de no revelar su verdadera identidad en sus obras de ficción, se debe al interés que tenía Eliot en que su trabajo fuera valorado sin prejuicios. Pues la gran mayoría de escritoras que publicaban en la época, se caracterizaban, como he apuntado antes, por su baja calidad literaria, y se circunscribían dentro de un gran saco que se clasificaba como novela romántica para mujeres. Además estaba el temor de que su vida personal interfiriera en la valoración de su trabajo como escritora.

Retrato de George Eliot a los 41 años (1860)
Pintor: Samuel Laurence
Fuente: Wikipedia
Su seudónimo es un homenaje y una declaración de reconociento y de amor a su pareja. Adopta su nombre, George. Y sobre la elección de su apellido, Eliot, hay varias teorías. Una dice que lo escogió porque era muy común en la Inglaterra de la época y así era más opaco y dificultaba descubrir su verdadera identidad. La otra teoría que recoge la Wikipedia inglesa, es que el apellido Eliot sería un juego fonético en forma de código "L I owe it" que junto al nombre significaría George te lo debo. Fue Lewes quién la apoyó y la animó a que escribiera ficción quizás por eso lo de 'te lo debo'.

En 1859 el éxito de su primera novela Adam Bede despierta el interés del público lector y crece el misterio de la identidad real del autor. Se especula sobre quién podría ser y se atribuye la obra a un pastor protestante, por la temática de la novela.

Una carta de Charles Dickens reconociendo y felicitando al escritor por su calidad literaria, aumenta el interés sobre la verdadera identidad del creador. Esto animará a un joven pastor atribuirse la autoría, su nombre Joseph Liggings. Visto el revuelo y el oportunismo de Liggings, Marian se vió obligada a revelar su identidad. Los lectores de Eliot se ven sorprendidos con el descubrimiento. Afortunadamente, la popularidad de George Eliot como novelista no se ve afectada, en cierta manera gracias a la Princesa Louise, hija de la Reina Victoria, y lectora voraz de la escritora. Es una ayuda indirecta e involuntaria, pero con la invitación a una recepción que tenía como finalidad conocer a Eliot, la corte en cierta manera hace que la pareja sea aceptada socialmente.

Escena de Adam Bede (1861)
Pintor: Edward Henry Corbould
Fuente: Royal Collection Trust
Como anécdota añadiré que la Princesa Louise encargó al artista Edward Henry Corbouls unos cuadros para que representara algunas escenas de la novela Adam Bede. Es también en esta novela donde encontramos la famosa cita de George Eliot: "Howiver, I’m not denyin’ the women are foolish: God Almighty made ‘em to match the men." que tan bien se puede incluir en este proyecto Adopta una autora.

En español sería algo así: "Sin embargo, no estoy negando que las mujeres son tontas: Dios Todopoderoso las hizo para igualar a los hombres."

Después de Adam Bede (1859), llegarían otras obras; El molino de Floss (1860), Silas Marner (1861), Romola (1863), Felix Holt, The Radical (1866), Middlemarch (1871-1872)  que será su obra más importante donde los personajes se caracterizan por su profundidad psicológica y su complejidad y Daniel Deronda (1876).

Según comenta la Wikipedia, los lectores de la Época Victoriana adoraban las obras de Eliot, por sus descripciones de la sociedad rural. Pero las novelas de Eliot son mucho más que un acercamiento a la Inglaterra de provincias, son la voluntad de reflejar al ser humano en su complejidad y acercan valores morales y éticos al lector mediante la empatía. Sus personajes son muy humanos. Según explica Terry Eagleton en su obra La novela inglesa Una introducción en su capítulo dedicado a Eliot dice: "Ninguno de los personajes que aparecen en las obras de ficción de Eliot es metafísicamente bueno, pero tampoco malvado sin posibilidad de redención. El pecado que asalta a sus personajes con mayor frecuencia es el del egoísmo, que dificilmente puede considerarse como el más atroz de los crímenes. Lo peor que le puede pasarle a uno en el mundo de Eiot no es salir ardiendo por combustión espontánea o recibir a manos del despiadado ladrón de una amante una paliza que lo ponga a uno al borde de la muerte, sino 'no llegar a liberarse nunca de un yo mezquino, tembloroso y hambriento', como afirmará con Edward Casaubon en Middlemarch. El egoísmo además es un error que puede enmendarse." (Pág. 213)
Retrato de George Eliot a los 46 años
Fotografía 1865
Fuente: Wikipedia

Pero Eliot también escribió poesía, algunas de sus obras más conocidas son Spanish Gypsy (1868) y The Legend of Jubal (1874)

En 1876 Lewes y Eliot se trasladan a Witley. Lewes cae enfermo y dos años más tarde fallece. Marian se quedará sola y se sumirá en una honda tristeza que superará con la compañía de un antiguo amigo de la pareja, John Walter Cross. Ambos comparten la pena por la pérdida de un ser querido, en el caso de Cross su madre a la que estaba muy unido.

El 16 de mayo de 1880, Marian y John se casan y con ello vuelve el escándalo social, ya que él era 20 años más joven que ella. Sin embargo, su hermano Isaac la felicitó por su boda rompiendo el silencio de su relación familiar.

Durante el viaje de bodas a Venecia, John, de carácter depresivo y temperamental se dejó llevar por un momento de locura y saltó del balcón del hotel al canal. Afortunadamente sobrevivió. A su vuelta a Inglaterra, se trasladan a Chelsea donde Marian cae enferma por una infección que se le complica y el 22 de diciembre de 1880 fallece a la edad de 61 años.

Desde entonces, Marian descansa en el cementerio de Highgate en Londres, en la zona reservada a los desidentes religiosos y agnósticos, curiosamente al lado del amor de su vida, George Henry Lewes.

Poco después de la muerte de Marian, en 1885, su marido John Walter Cross, reunirá sus diarios y sus cartas y los publicará en tres volúmenes con el título George Eliot's Life, as Related in Her Letters and Journals. Esta publicación a la muerte de Eliot, personalmente me parece una falta de respeto hacia su mujer. Pero visto desde hoy día y desde mi propio egoísmo, me alegro de poder conocer mejor la figura y la mujer que hay detrás a través de sus escritos que podéis consultar en el Proyecto Gutenberg

Espero conocer más a la autora y a su obra. Y por supuesto compartirlo con los visitantes que quieran saber más de George Eliot. De momento, ya he comprobado que no toda su obra es fácil de encontrar traducida. Sobre todo, Adam Bede, que por aquéllo de la cita tenía ganas de leer.


 Fuentes consultadas y más información:

- EAGLETON, Terry (2009) La Novela inglesa.Una introducción Madrid: Akal Ediciones
- The George Eliot Folowship 
- The victorian web:  George Eliot (1819-1880)
- UPTON, Chris (20 julio 2012) The tale of Joseph Liggins Birminghampost.co.ukb
- Wikipedia: George Eliot

https://adoptaunaautorablog.wordpress.com/
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...